Vistas a la página totales

miércoles, 22 de abril de 2009

LAS UNIVERSIDADES Y EL DREAM ACT

Universidades piden legalización
y apoyan al proyecto de ley Dream Act

Es la primera vez que la Junta Universitaria otorga un respaldo público al proyecto de ley Dream Act.

Mientras algunos estados tratan de impedir que los inmigrantes indocumentados obtengan educación superior en Estados Unidos, varias universidades están exhortando al Congreso para que apruebe una iniciativa de ley que daría residencia temporal a miles de estudiantes sobresalientes quienes, una vez graduados, podrían pedir la tarjeta verde (green card) y después de cinco años la ciudadanía, reportó The Associated Press.

El College Board (Junta Universitaria), que agrupa a 5 mil universidades y elabora los exámenes de admisión SAT, dijo en un informe el martes que se necesita una ley federal para otorgar ayuda financiera y facilidades de pago de matrícula a muchos inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

En su primer pronunciamiento público sobre el tema, la junta expresó su posición luego que varios estados tomaron medidas para que los sin papeles no puedan solicitar reducciones de pago o directamente no puedan inscribirse en las universidades estatales una vez finalizada la enseñanza secundaria (high school).

"Esto es terreno nuevo para nosotros, pero fue fácil tomar la decisión", dijo Thomas W. Rudin, un vicepresidente senior de la junta.

Rudin advirtió la contradicción entre la ley vigente que le garantiza a un indocumentado poder asistir a una escuela pública y los impedimentos para ingresar a la universidad, a pesar de que muchos de ellos son estudiantes con calificaciones máximas o atletas excelentes.

"Estamos totalmente convencidos de su importancia para abrir oportunidades económicas", dijo Rudin.

De acuerdo con el proyecto que se encuentra siendo debatido por comisiones en ambas cámaras del Congreso (Ley de Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Extranjeros -Dream Act-), los estudiantes indocumentados que entraron al país cuando tenían menos de 15 años y tienen más de cinco años de permanencia en Estados Unidos, podrán solicitar al servicio de inmigración la residencia temporal una vez que finalicen la escuela secundaria.

Si se aprueba el Dream Act, los beneficiarios del programa podrían pagar una matrícula similar a la que pagan los residentes legales y recibir algún tipo de ayuda financiera federal.

Una vez graduados de la universidad, podrán solicitar la residencia permanente y, cinco años más tarde, la ciudadanía.

Tras la presentación del proyecto a mediados de marzo, el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), principal grupo hispano de Estados Unidos, lanzó una campaña nacional de llamados telefónicos, correos electrónicos y faxes para que los legisladores voten a favor de la iniciativa.

El Dream Act "abre una vía" para que quienes califiquen "obtengan la ciudadanía estadounidense", dijo La Raza en un comunicado.

Añadió que el proyecto elimina "importantes barreras para el éxito de los estudiantes inmigrantes trabajadores que fueron traídos a Estados Unidos a una edad temprana y que tienen el deseo de contribuir plenamente a la sociedad americana".

El Consejo pidió el apoyo del público a la iniciativa con llamadas telefónicas a los representantes y senadores "para ayudar a crear el impulso necesario a esta legislación".

UNIVISION
Publicar un comentario